martes, 9 de abril de 2013

Ensayo sobre "Ética para Amador" de Fernando Savater.- Débora Espinoza


Ensayo sobre el texto: ética para amador.
Nombre: Débora Espinoza Araya
Fecha: 10 de Abril, 2013.

Introducción.
La ética es una rama de la filosofía que trata de  hacer un estudio concienzudo acerca de la moral, los valores, etc. Hay que hacer la diferencia con la moral que a mi parecer, es el conjunto de valores que se mantiene en una sociedad en un tipo determinado y de los cuales tiene distintas influencias, religión, contexto histórico, etc. El cómo cada moral varía entre persona y persona es también lo que estudia la ética.  Si bien es  un área fundamental  de la filosofía a todas las personas nos debería importar, ya que nos entrega parámetros, herramientas para conocer la manera correcta de vivir. Esto es lo que pretende Fernando Savater en su libro-ensayo “Ética para Amador”,  nos presenta de manera amable temas tan diversos en relevancia y complejidad que van desde el placer hasta la libertad. En cada tema introduce de maneras diversas los tópicos  a tratar, entregando historias con moralejas o uno que otro ejemplo de nuestra vida cotidiana lo cual permite que el libro se pueda leer sin mayor dificultad a diferencia de lo que se piensa que es un libro de ética. En el presente ensayo presento una breve síntesis del texto “Ética para Amador” en la cual, en esta primera instancia, simplemente reproduzco el pensamiento de Savater de manera abreviada. Posteriormente presento un análisis en el cual expongo, sobre algunos temas presentados por Savater, mis puntos de vistas y propias reflexiones   principalmente en relación al concepto (no definición) de libertad y sobre el significado y  relevancia del “buen vivir”  haciendo, además, una breve relación con que éste buen vivir me entregará en mi futuro laboral.


Síntesis del libro: nos presenta distintas historias y hechos acerca de los cuales nos pretende hacer reflexionar acerca de nuestra libertad, nuestra ética, nuestra humanidad, etc. de una manera bastante amable. Somos libres, no responsables de lo que nos pasa, si de nuestras elecciones; no todo depende de mí sino que también del mundo que me rodea. Con esto relaciona y lentamente nos introduce al concepto primordial del libro, la ética el “arte de saber vivir”, explica su criterio de vivir de una manera correcta, tomando en cuenta el mundo propio pero sin olvidar el de los demás. Fácil decir que nuestras decisiones las tomamos en base a costumbres, caprichos u órdenes pero entonces no seríamos libres, por lo que libertad en el fondo significa hacer lo que quieras pero de una manera consciente. Si bien define la moral como algo distinto a la ética para él significarán lo mismo. Ser bueno o ser malo vendría a ser parte de la moralidad de cada persona pero la reflexión de por lo que lo soy se hace por parte de la ética. A continuación introduce con la idea de “date la buena vida” y esto tiene diversas implicancias: no guiarse por caprichos, se necesita de sociabilización  porque de lo contrario, la vida no sería propiamente humana y tampoco sería buena y para poder tener la buena vida es importante dar la buena vida;  así mismo necesitamos tener una perspectiva de conjunto y saber que lo material no es lo más importante, y que las personas no son objetos. Cada acto libre que cometo limita mis posibilidades de elegir y si la empleo mal aparecen  remordimientos; la conciencia consiste en saber que no todo da igual, saber que lo que hago realmente lo quiero; desarrollo un buen sentido de lo moral a lo largo de mi vida y soy libre por lo cual no me excuso, me hago responsable de tal libertad. Es importante la humanización,  para tratar a alguien humanamente debo tener empatía, tomarlo en serio, si logro hacer ambas, puedo  darme cuenta de sus derechos. Esto se relaciona con la virtud de la justicia, comprender lo que esperan de mi quienes me rodean. Los  políticos son personas comunes pero la diferencia radica en que están expuestos al escrutinio de la ciudadanía. La diferencia de la política con la ética es que se preocupa de organizar el cómo vivir de mejor manera posible la convivencia social, de modo que cada cual pueda elegir lo que le conviene, a diferencia de el arte del saber vivir. La organización política ideal será la que tenga por  base el respeto hacia “la libertad”, hacia la persona y hacia la empatía. Finalmente habla del placer, diariamente nos gratifica, no debemos tenerle miedo porque vivirlo nos permite llegar a la felicidad, hay que encontrarlo en la cotidianidad misma, en los detalles de todo lo que hay.


Análisis: Savater nos presenta un libro ameno, fácil de leer, con historias, con moralejas que hacen razonar de situaciones que quizá antes no se razonaban. Personalmente me hizo entender desde el punto de vista de Savater lo que la ética es y hasta donde comprendo. Comparto su opinión y me quedo con la frase de que la ética es el arte de saber vivir y de una u otra manera eso es lo que trata de enseñar Savater; nadie a nosotros nos puede enseñar vivir, pero si a tener un buen vivir, un vivir humano, empático, concienzudo de la realidad; además tampoco da un discurso valórico  o demasiado abstracto. De modo específico haré un análisis con respecto a un par de puntos destacados por Savater ya que si analizará cada punto, el presente ensayo sería demasiado extenso; por lo tanto preferí concentrarme en estos puntos que ya son mis pilares como persona y como futura fonoaudióloga.  
La libertad, según Savater, nos diferencia de otras especias, nos permite elegir entre distintas opciones, nos hace tejedores de nuestro destino; él trata de acercaros al concepto de libertad pero no la define. No somos presos de las circunstancias, algunas cosas dependen de mi voluntad pero otras dependen de las voluntades ajenas.  Salirse del sistema es difícil, además es más fácil culpar a lo externo antes que aceptar que no somos tan fuertes como para elegir lo que realmente queremos.  No dice que sea fácil, pero es algo difícil. Él mismo reconoce que los humanos somos seres que necesitamos de la humanización para ser libres, para  tener la buena vida, por que el hombre no es solamente una realidad natural, sino también una realidad cultural, por eso necesita esta humanización. Pero por esto mismo creo que faltó nombrar que este mismo proceso es lo que nos imposibilita nuestra verdadera libertad. Estar en sociedad significa estar en el sistema humano, un sistema con el cual necesito como ente sentirme parte de él, porque, ¿Qué pasa si no soy parte del grupo? Claramente no dejo ser humano pero esto impide mi propia humanización, necesito del otro para este proceso; no tan solo en el proceso de humanización ocurre esto, si no que también con la idea de darse  la buena vida, para hacerlo debo también dar la buena vida, dar significado humano al otro, necesito verlo como un ser igual de complejo que yo, necesito ser empático, si en algún momento de mi vida no me veo “confinado” a este sistema quizá nunca pueda llegar a la libertad, a la buena vida de la que Savater habla.
Vivir la buena es en el fondo la ética. Esta idea me fascinó, a pesar de mi crítica anterior. Creo que quizá si la sociedad actual integrara este concepto como base de su actual las cosas serían muy distintas. No porque la sociedad esté en decadencia, claramente la sociedad cambia, no es estática, pero sí creo que algunos valores realmente se han olvidado por la inmediatez y  por la aldea globalizada. Vivir la buena vida me permitiría tener una vida más justa frente a los demás pero también me habla de un concepto que encuentro sublime, el de la humanización, no tan solo por la MÍA si no por los DEMÁS, porque implica empatía. Y este concepto es el que debemos aplicar como futuros terapeutas, porque no basta tan solo con conocer la normalidad (en relación a una alteración), no basta con entender la patología, necesito ponerme en lugar del otro, como dice Savater: tratar a las personas como personas y no como cosas, tratar los pacientes como pacientes  y no como a “clientes”, humanizarlos, entregarle dignidad y además esto permite mi propia humanización. Este último punto creo que también es importante en mi futuro rol profesional. Es cierto que quizá necesite ser fría al tratar con mis pacientes pero también es necesario que yo no olvide que soy una persona, si no humanizo me olvido de mi humanización. Con esto concluyo: además considero la existencia de dos mundos: uno personal y uno externo y ambos no se relacionan en un sistema sino más bien como una problemática, como dos momentos simultáneos dentro de mi propia realidad, es como lo que dice el filósofo José Ortega y Gasset:Yo soy yo y mi circunstancia; y si no la salvo a ella no me salvo yo” en Mediaciones del Quijote. Esta realidad conjunta es en la que aplico el arte de saber vivir, podría perfectamente mirarla en una sola dirección pero si la miro desde mi mundo personal podría ser perfectamente nihilista y crear mi propio código moral pero olvidaría a los demás, si miro el mundo externo haría mi código moral con respecto a los demás pero olvidaría a mi propia persona. Importa de arte de vivir, tanto hacia mi vida como a la de los demás.

Conclusión.
Como dije al comienzo, la ética es una rama de la filosofía que trata sobre un estudio concienzudo de los valores, la moral etc. Pero en esto soy  insistente, al terminar de leer este libro me que queda más que claro que la ética es el arte de saber vivir.  Al terminarlo me  doy cuenta que la ética es algo mucho más complejo de lo que pensaba aunque Savater lo reduzca, sin minimizar o despreciar, la ética es el arte de saber vivir. Aún así, creo que faltó mencionar algunos temas y de ellos quiero destacar no los que faltaron, si no  el porqué: la sociedad varía de manera constante,  la globalización hace olvidar las raíces propias de cada país pero introduce nuestras costumbres los cuales llevan a nuevas valor y esto es lo que cualquier libro de ética no puede predecir, porque ninguna ciencia puede saber hacia dónde va la humanidad. Además Savater no pretende presentar un manual de lecciones de vida si no más bien un compendio de diversos puntos de vistas propias acerca de temas fundamentales para la ética y por lo tanto para cada ser humano.
La ética la veo como una herramienta que nos permite vivir en sociedad, nos permite un balance de nuestros actos pero no lo hace de una manera moral, lo cual siendo muy honesta, no me parecería agradable, lo hace más bien de una manera  sabia, viendo más que los producto de nuestros actos, nuestras intenciones.
En fin, si debo definir la ética de algún modo me quedo además de la frase de Savater con respecto al arte de saber vivir, con la frase de Albert Schweitzer: La ética no es otra cosa que la reverencia por la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada